Importantes novedades diagnósticas y terapéuticas en el Cáncer de Próstata
   
 

Descargar nota de prensa (PDF)

En el marco del Día Europeo de la Salud Prostática, del 15 de septiembre

Importantes novedades diagnósticas y terapéuticas en el  Cáncer de Próstata

  • La Terapia Focal aplicada en las fases iniciales del Cáncer de Próstata podría beneficiar a 1 de cada 3 pacientes y supone el tratamiento exclusivo de la parte afectada evitando los efectos adversos de su tratamiento radical.
  • Para las fases más avanzadas se han incorporado una serie de fármacos con excelente tolerancia que aumentan la supervivencia acercándose al objetivo de convertir el Cáncer de Próstata en una enfermedad crónica.
  • La detección precoz del Cáncer de Próstata puede suponer un mejor pronóstico para el paciente, de ahí la importancia de hacerse revisiones de la próstata a partir de los 50 años.

Madrid, 14 de septiembre.- El Cáncer de Próstata es el tumor más prevalente en España en los varones de más de 50 años y cada año se diagnostican en España unos 25.000 nuevos casos. Con motivo del Día Europeo de la Salud Prostática, que se celebra el 15 de septiembre, el Dr. José Manuel Cózar Olmo, Presidente de la Asociación Española de Urología lanza un mensaje de tranquilidad a los afectados y sus familias. “Afortunadamente se están produciendo importantes avances, tanto en las fases precoces de la enfermedad como en las más avanzadas (donde ya no es curable), lo que supone excelentes noticias para la supervivencia y calidad de vida de nuestros pacientes”, asegura el Dr. Cózar.

El objetivo en las fases iniciales del Cáncer de Próstata es tratar de identificar qué características permiten evitar los efectos secundarios relacionados con los tratamientos radicales, en especial la incontinencia urinaria y disfunción eréctil, sin menoscabo de la supervivencia. Respecto a las fases más avanzadas del tumor, “aunque 8 de cada 10 varones que se diagnostican de Cáncer de Próstata son susceptibles de algún tratamiento con intención curativa, sigue siendo el segundo en mortalidad. Los pacientes con enfermedad metastásica no son curables pero se están incorporando toda una serie de fármacos, con excelente tolerancia y diferentes mecanismos de acción, que han demostrado aumentar la supervivencia acercándonos al objetivo de que se transforme en una enfermedad crónica.”

Las claves de futuro en oncología urológica

Las claves de futuro de la oncología urológica se dirigen, fundamentalmente, hacia un diagnóstico más precoz y preciso, que permita una caracterización molecular de la agresividad de la enfermedad y haga posible una medicina personalizada buscando la mayor supervivencia con la mejor calidad de vida posible. En el Cáncer de Próstata localizado, la incorporación de técnicas de imagen como la Resonancia Magnética multiparamétrica, acompañadas de biopsias transperineales a las que pronto se incorporarán marcadores genéticos e inmunohistoquímicos, permitirán decidir a qué pacientes tratar y a quienes no y, respecto a estos últimos, a quienes proponer un tratamiento focal, radical o multidisciplinar.

El desarrollo tecnológico (robótica, minilaparoscopia, terapia focal) y farmacológico va a permitir unos tratamientos cada vez más personalizados, menos invasivos y más precisos, lo cual va a requerir un aumento de la superespecialización por parte de los urólogos y un trabajo multidisciplinar coordinado con otras especialidades.

Aspectos importantes sobre el Cáncer de Próstata

1. Incidencia

Desde que en 2010 la Asociación Española de Urología realizó un Registro Nacional de Cáncer de Próstata en España, basado sobre diagnósticos hechos por biopsia prostática en los servicios de Urología públicos, se sabe que la incidencia es de 82 nuevos casos por cada 100.00 varones al año. Si a ello se añaden los diagnósticos realizados en la práctica privada, supone el diagnóstico de más de 25.000 nuevos cáncer de próstata al año en nuestro país. Dado que el 90% de ellos se encuentra en estadio o fase localizado, y son sometidos a tratamiento con intención curativa, hace que el número de pacientes con cáncer de próstata en seguimiento sea el más alto de todos los tumores, esto es, ya es el primer tumor en prevalencia en los varones, por encima del cáncer de pulmón o de colon.

2. Señales de aviso

Los principales síntomas de este tumor que, aunque no siempre son sinónimo de cáncer, pueden ayudar a detectar de manera temprana esta enfermedad. Éstos son presencia de dolor o escozor al orinar, incapacidad para orinar o dificultad para comenzar a hacerlo, necesidad frecuente o urgente de orinar, dificultad para vaciar la vejiga por completo, presencia de sangre en la orina o el semen y dolor continuo en la región lumbar, pelvis o muslos.

3. Tasas de curación

Lo primero que tienen que saber los pacientes es que en España la supervivencia del cáncer de próstata es igual a la media europea: más de las dos terceras partes sobreviven más de 5 años (66%). Es la tercera causa de muerte por cáncer en el sexo masculino, tras el cáncer de pulmón y el colorrectal. Afortunadamente el 90% de los cánceres de próstata se diagnostican en fase temprana y por lo que se puede ofrecer el tratamiento curativo con cirugía radical de la próstata, o con radioterapia o braquiterapia o criocirugía, que tiene tasas de supervivencia superiores al 90% a los 5 años.

En el 6% de los casos se diagnostica en fase localmente avanzado y son necesarios tratamientos más agresivos basados en la radioterapia y hormonoterapia o bloqueo hormonal (suprimir la testosterona en sangre). Las tasas de supervivencia son superiores al 70% a los 5 años. En el 4% de los casos se diagnostica en fase con metástasis a distancia, generalmente en los huesos, y en estos casos el tratamiento no es curativo sino paliativo, y se trata mediante hormonoterapia, esto es, inhibiendo la síntesis de testosterona en los testículos. La media de supervivencia en estos casos es de 4-5 años.

4. Diagnóstico: PSA ¿sí o no?

La Asociación Española de Urología asume como propias las recomendaciones de la European Association of Urology que actualmente no aconsejan ofrecer el cribado poblacional o screening con el PSA a todos los hombres asintomáticos para evitar el sobrediagnóstico y sobretratamiento. Si se recomienda la detección precoz del cáncer de próstata, mediante PSA y tacto rectal, en pacientes con síntomas.

Las recomendaciones consideran que el cribado de cáncer de próstata mediante PSA es un tema controvertido y contemplan la posibilidad de individualizar y ofrecer el cribado oportunista con PSA valorando los riesgos y beneficios mediante una decisión bien informada del paciente. Además recomiendan realizarlo a partir de los 45 años de edad a todos los varones con factores de riesgo (antecedentes familiares de primer grado, padre o hermanos, con cáncer de próstata y raza afroamericana).

5. Nuevos tratamientos

La aparición de nuevas moléculas para el tratamiento farmacológico de este tumor supone y van a suponer una revolución en el manejo de este tumor. Dentro de ellos destacan la abiraterona y la enzalutamida. Ambos son fármacos que tienen una acción hormonal, provocando un bloqueo intracelular de la hormona masculina, la testosterona, bien actuando para que la célula prostática no la sintetice como hace la abiraterona, o bien como hace la enzalutamida bloqueando el receptor androgénico que es el que provoca en el núcleo la proliferación y crecimiento del tumor cuando se hace resistente a la castración (una fase avanzada del tumor). El Radium-223 que también es eficaz en esta fase de la enfermedad cuando hay metastasis óseas dolorosas.

Cuando a pesar de estos tratamientos progresa la enfermedad, la quimioterapia (docetaxel, cabazitaxel) actúa retrasándola y mejorando la supervivencia.

Hiperplasia benigna de Próstata (HBP)

La Hiperplasia Benigna de Próstata (HBP) afecta a la mitad de los varones mayores de 50 años. Una cifra que se incrementa hasta el 80% a partir de los 80 años. Se trata de la enfermedad de la próstata más frecuente, de una de las causas de ingreso hospitalario más común entre los españoles y del primer motivo de consulta en los servicios de urología.

El Aumento de las micciones durante el día, la necesidad de orinar 2 o más veces por la noche, la sensación de vaciado incompleto de la vejiga, el goteo al orinar, la incontinencia urinaria, el dolor o el escozor al expeler la orina son sólo algunos de los síntomas que pueden aparecer en los varones que han superado los 50 años de edad. Con los años la próstata, órgano exclusivamente masculino, tiende a ganar en tamaño, dentro de un crecimiento benigno. Esta ganancia de volumen comprime la uretra, haciendo difícil el paso de la orina, y haciendo que la expulsión de este fluido corporal se convierta en una experiencia diaria penosa y desagradable. Además, el desarrollo de la Hiperplasia Benigna de Próstata (HBP) no está exento del riesgo de provocar alteraciones en el buen funcionamiento de la vejiga, que se produzcan en esta cálculos, que se den infecciones urinarias o que incluso se produzca afectación de los riñones. Este es el panorama al que se enfrentan 2 millones de ciudadanos, ignorando probablemente que su problema tiene una solución muy fácil al principio, pero que puede mermar severamente la calidad de vida, si el paciente utiliza la “táctica de la avestruz” para afrontar su realidad, afirma el Dr. Cózar.

Consejos de prevención que deben seguir los varones mayores de 50 años: no beber más de dos litros de agua al día y nunca antes de acostarse, moderar la ingesta de alcohol, evitar o reducir al menos las bebidas con cafeína, las comidas picantes o ricas en grasa. Por el contrario, se deben consumir en la mesa verduras que eviten el estreñimiento y realizar ejercicio de manera habitual para mantener un peso corporal adecuado. Todo ello sin olvidar repasar con el médico la medicación que se está tomando, por si estuviera interfiriendo de alguna manera en el ciclo de micciones del paciente.

Sobre AEU y FIU

El Dr. Cózar remarca la importante labor de investigación clínica y básica en la urología española desarrollada desde la Asociación Española de Urología (AEU) y la Fundación para la Investigación en Urología (FIU), a través de proyectos y estudios multicéntricos, financiados por la AEU. El órgano que coordina los proyectos de investigación en la Asociación Española de Urología es el Instituto de Investigación que está llevando a cabo importantes estudios clínicos que contribuirán a continuar avanzando en el conocimiento de esta especialidad médica.

Para más información contactar con

RG Comunicación-Silvia Sagarna (Tel. 690022875 – silviasagarna@rgcomunicacion.es)

 

Todos los derechos reservados Asociación Española de Urología