V-110 Presentación: Vídeo

RESUMEN DE COMUNICACIÓN
Doble tumorectomía renal izquierda sin tiempo de isquemia, mediante asistencia robótica.
Lombardía González de Lera, C.; García Santos, J.J.; Rodríguez Lozano, L.; Vallecillo Encinas, P.; Cavidades Uhagón, I.; Fernández Samos Fernández, D.; Gutiérrez Carrillo, G.; Chaves Marcos, R.; Renedo Villar, T.; Farrés Rabanal, A.; De Arriba Alonso, M.; García Sanz, M.; Molina Bravo, M.; Sanz Ruiz, A.; Alonso Prieto, M.A.
Hospital Universitario de León

Introducción: En las últimas décadas ha aumentado la incidencia de carcinomas de células renales diagnosticados como hallazgo incidental en pruebas de imagen. La cirugía sigue siendo el gold standard para su tratamientodesde 1992 la nefrectomía parcial laparoscópica o robótica ha evolucionado gracias a sus beneficios: una mejor evolución postoperatoria y una mayor preservación de la función renal, y por tanto, un menor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, con unos resultados oncológicos similares a la nefrectomía radical.

Material y métodos: presentamos el caso de un varón de 58 años diagnosticado mediante resonancia magnética de 2 lesiones renales izquierdas (quiste Bosniak III en polo superior, y quiste Bosniak IIF en mesorriñón), que en una ecografía con contraste se comportan como tumores renales sólidos, por lo que se decide realizar una tumorectomía renal izquierda doble mediante asistencia robótica.

Resultados: En este vídeo mostramos la técnica quirúrgica paso a paso de una nefrectomía parcial doble izquierda mediante asistencia robótica, sin clampaje arterial. Tras el análisis histopatológico se evidenció un tumor de células claras en la lesión de polo superior, siendo la de mesorriñón negativa para malignidad. El tiempo quirúrgico fue de 86 minutos, sin tiempo de isquemia renal. El paciente fue dado de alta a los 3 día sin complicaciones postoperatorias. 

Conclusión: La nefrectomía parcial es una técnica eficaz y segura en manos expertas para la extirpación de tumores renales, que busca la preservación de la función renal así como el máximo control oncológico. La nefrectomía parcial está indicada en tumores menores de 7cm, tumores bilaterales o tumores en pacientes monorrenos, en nuestro caso los dos tumores renales izquierdos eran menores de 7cm y quirúrgicamente abordables.