V-111 Presentación: Vídeo

RESUMEN DE COMUNICACIÓN
Nefrectomía parcial robótica con molde hemostático renal tipo RSD (renal surgery device)
Ramos Belinchón, A; Subirá Ríos, D; Bueno Chomón, G; Alonso González, E; Sánchez Ochoa, A; González de Gor García-Herrera, V; Hernández Fernández C
Hospital General Universitario Gregorio Marañón

Caso clínico:

Mujer de 55 años alérgica a los antiinflamatorios no esteroideos y al ácido acetil salicílico, con una colecistectomía laparoscópica realizada hace 10 años.

En seguimiento por infecciones del tracto urinario recurrentes. Durante una ecografía abdominal, se detectó incidentalmente una lesión renal sospechosa de malignidad. Para confirmar el diagnóstico, se realizó un TCC abdominopélvico con contraste, que confirmó la presencia de una tumoración en el polo superior del riñón derecho. No presentaba síntomas específicos asociados, como hematuria o dolor lumbar, sin deterioro de la función renal previo a la cirugía. Exploración física anodina.

El TC prequirúrgico mostró una masa sólida en la unión del tercio medio y superior del riñón derecho, predominantemente intracortical, con dimensiones de 3,1 x 3,3 cm.

Cirugía realizada:

Se decidió realizar una nefrectomía parcial/tumorectomía renal robótica con el uso del molde hemostático RSD (Renal Surgical Device), para evitar la realización de rafia renal. Durante la cirugía, se llevó a cabo la identificación y control del pedículo vascular con un vessel-loop. Se utilizó verde de indocianina para evaluar la perfusión renal antes de la tumorectomía, con posterior clampaje vascular con Bulldog.

Tras la exéresis tumoral, se colocó el RSD compuesto por esponja y sellante en el defecto renal durante 2 minutos antes de liberar el clampaje vascular, con un tiempo de isquemia renal de 15 minutos. Se realizó una rafia posterior de la fascia de Gerota con V-lock 3/0. Finalmente, extracción de la pieza tras comprobar hemostasia y ausencia de sangrado.

Evolución postoperatoria:

No requirió transfusiones sanguíneas postoperatorias y no experimentó complicaciones durante el periodo de recuperación. Fue dada de alta a las 48 horas.

El análisis de la pieza quirúrgica identificó la lesión como oncocitoma renal pT1aNx.

Conclusiones:

Este caso resalta la complejidad del abordaje quirúrgico robótico para las lesiones tumorales renales, especialmente al considerar opciones de tratamiento parcial renal. La utilización del dispositivo RSD como alternativa a la rafia del parénquima renal tras la tumorectomía muestra buenos resultados en casos cuidadosamente seleccionados. El enfoque quirúrgico personalizado y la técnica seleccionada son fundamentales para el éxito en el tratamiento de estos pacientes.