V-68 Presentación: Vídeo

RESUMEN DE COMUNICACIÓN
Pieloplastia Culp-De Weerd modificada laparoscópica: Una alternativa para el tratamiento de la estenosis de la unión pieloureteral
Yebes, A.; Álvarez-Maestro, M.; Leivar, A.; Toribio, C.; Alonso, M.; Ayllón, H.; Martinez-Perez, S.; Solano, P.; Aguilera, A.; Martinez-Piñeiro, L.
Hospital Universitario la Paz

INTRODUCCIÓN Y OBJETIVOS:

La estenosis de la unión pieloureteral (EUPU) es una patología que puede presentarse con síntomas variables, incluyendo dolor lumbar, hematuria, infecciones, cálculos o deterioro de la función renal. El tratamiento de la EUPU es quirúrgico, siendo la técnica más extendida la pieloplastia desmembrada tipo Anderson-Hynes, que consiste en la escisión del segmento pieloureteral obstructivo o discinético y la reanastomosis, asociando o no la reconstrucción de la pelvis renal. Su tasa de fracaso es inferior al 5-10% y aumenta en las reintervenciones. Una alternativa a este procedimiento es la pieloplastia tipo Culp-De Weerd (CdW), que consiste en la confección de un colgajo local de pelvis renal para reconstruir un uréter proximal de calibre adecuado. Esta técnica interfiere menos con la vascularización ureteral y es ideal en casos de longitud ureteral insuficiente y pelvis renales de gran tamaño.

MATERIAL Y MÉTODOS:

Presentamos este vídeo educativo de una técnica modificada de pieloplastia CdW laparoscópica en una paciente de 68 años con antecedentes de EUPU y episodios de dolor lumbar recurrente. Había sido sometida previamente a una pieloplastia tipo Anderson-Hynes y una dilatación con balón, ambas fallidas. Debido a la persistencia de los síntomas y al empeoramiento de la urografía y el renograma diurético, se realizó una pieloplastia CdW laparoscópica. El posicionamiento del paciente y la colocación de los trócares son similares a los de la cirugía renal convencional. Se movilizó caudalmente un colgajo longitudinal de pelvis renal. La vascularización del uréter proximal fue evaluada mediante inyección intravenosa de verde de indocianina (ICG). Se observó un fragmento de uréter proximal estenótico y mal vascularizado que se resecó completamente para reducir el riesgo de reestenosis, lo que constituye una modificación con respecto a la técnica CdW original. Posteriormente, se completó la anastomosis con ayuda del colgajo, dando lugar a un uréter de buen calibre y no obstructivo.

RESULTADOS:

Tanto la cirugía como el postoperatorio transcurrieron sin incidencias y la paciente fue dada de alta a los 3 días. El doble J fue retirado a las 4 semanas. Tras más de 24 meses de seguimiento la paciente permanece sin recurrencia de la estenosis, evaluada mediante pruebas de imagen (urografía intravenosa y renograma diurético), con recuperación de la función renal y persistiendo asintomática.

CONCLUSIONES:

La pieloplastia tipo Culp-De Weerd es una técnica quirúrgica alternativa para el tratamiento de la EUPU en casos seleccionados y tras el fracaso de pieloplastias previas. El uso de ICG intravenoso puede aportar un beneficio adicional a la hora de evaluar segmentos de ureter devascularizados. La escisión de estos segmentos supone una modificación de la técnica habitual que puede ayudar a reducir la recidiva de estenosis.