V-70 Presentación: Vídeo

RESUMEN DE COMUNICACIÓN
Estenosis de la unión uretero-ileal en paciente monorreno. Reimplante laparoscópico
Pérez Polo, M.; Briones Mardones, G.; Fuentes Márquez, I.; Coello González, A.; Seco Frías, J.; Cruz Mir, A.; Rubio Ballesteros, F.; Gutiérrez Sanz-Gadea, C.
Hospital Universitari Son Llàtzer

INTRODUCIÓN

La estenosis de la anastomosis ureteroileal es una de las complicaciones más frecuentes de la cistectomía radical. Su manejo puede ser conservador y su reparación definitiva puede abordarse endoscópicamente o quirúrgicamente. A pesar de tener mayor comorbilidad potencial, el reimplante quirúrgico ha demostrado mayor tasa de éxito respecto a las técnicas endoscópicas  y podría ser el tratamiento de elección cuando la endourología fracasa o está contraindicada.

OBJETIVOS

Exponer un caso clínico ilustrativo de estenosis de la unión uretero-ileal y su reparación quirúrgica laparoscópica paso a paso.

MATERIAL Y MÉTODOS

Se presenta el caso de un varón de 57 años, monorreno quirúrgico izquierdo, que en mayo de 2022 se diagnostica de un carcinoma neuroendocrino infiltrante de vejiga (pT2). Tras neoadyuvancia se indica cistoprostatectomía radical. A los 3 meses de la cirugía el paciente ingresa por infección urinaria con ureterohidronefrosis izquierda asociada, precisando colocación de nefrostomía y catéter ureteral anterógrado previa dilatación con balón de la anastomosis. A pesar de ello, tras la retirada del catéter ureteral, el paciente reingresa por sepsis urinaria y recidiva de la estenosis. Al tratarse de un paciente monorreno y alto riesgo de complicación de la sección endoscópica por proximidad del colon a la anastomosis ureteroileal, se propone reparación quirúrgica mediante reimplante ureteral laparoscópico.

RESULTADOS

El tiempo quirúrgico fue de 140 minutos. El paciente presentó un postoperatorio sin complicaciones. El catéter ureteral se retira a las 3 semanas de la cirugía. Tras 18 meses de seguimiento el paciente se encuentra libre de enfermedad oncológica, sin nuevos episodios de sepsis urinaria y sin evidencia de ectasia en las pruebas de imagen.

CONCLUSIONES

El reimplante ureteral laparoscópico es una técnica exigente pero factible y con una alta tasa de éxito para la reparación definitiva de las estenosis de la anastomosis uretero-ileal. En los casos donde las maniobras endourológicas fracasan o supongan riesgo de complicaciones podría tratarse de la técnica de elección.