V-47 Presentación: Vídeo

RESUMEN DE COMUNICACIÓN
Adenomectomía Millin laparoscópica. En busca de un abordaje menos invasivo.
Funes Béjar, M.; Agüera Sánchez, M.A.; Cánovas Rojas, I.; García Arévalo, N.; Revelo Cadena, I.F.; Pérez Fabra, B. M.; Camacho Gallego, M.; Canelón Castillo, E.Y.; Shub Skorniakov, M.; Ramírez Chamorro, R. F.; Cañete Bermúdez, J.; Rodríguez-Rubio Cortadellas, F.; Soto Villalba, J.
Hospital Universitario Puerto Real

Introducción

La hiperplasia benigna de próstata (HBP) es una patología frecuente en varones, con una incidencia que aumenta con la edad y que comporta un elevado impacto en la calidad de vida. Hasta ahora, la medición del volumen prostático ha marcado su vía de abordaje, de forma que aquellas próstatas con un volumen superior a 80g se han tratado tradicionalmente mediante adenomectomía vía abierta, reservando aquellas de menor volumen para su tratamiento endoscópico. Con el desarrollo de la cirugía laparoscópica, algunas técnicas como la adenomectomía retropúbica tipo Millin han comenzado a extenderse con el fin de ofrecer mejores resultados que la vía abierta convencional.

Material y métodos

Se presenta el caso de un varón de 73 años con STUI de larga data e intolerancia al tratamiento con alfa-bloqueantes. Presenta flujometría obstructiva y un volumen prostático de 270cc. Como antecedentes quirúrgicos el paciente está intervenido de hernioplastia inguinal bilateral. Ante estos hallazgos se propone realización de adenomectomía tipo Millin vía laparoscópica.

El procedimiento se realizó bajo anestesia general. Se colocó al paciente en decúbito supino en posición de Trendelenburg y se colocaron cuatro trócares pélvicos. Se realizó liberación del espacio de Retzius con exposición de cápsula y cuello vesical, se realizó el plano entre cápsula y adenoma y se procedió a la liberación de ambos lóbulos con sección de cuello vesical. Tras liberación de la pieza se realizó trigonización a uretra y hemostasia cuidadosa en celda, con cierre posterior de cápsula con sutura barbada. Se dejó drenaje Jackson-Pratt al finalizar.

Resultados

Buena evolución postoperatoria con retirada de drenaje y suero de lavado precoz. Alta hospitalaria a las 48h y retirada de sondaje a los cinco días. En la revisión, mejoría significativa de la sintomatología obstructiva, con un IPSS de 8 y adecuada cicatrización de las heridas.

CONCLUSIONES

Dentro del manejo quirúrgico de la HBP, la vía laparoscópica puede ofrecer ventajas con respecto a la vía abierta en cuanto al mejor control vascular, menor dolor durante el postoperatorio y una estancia hospitalaria más corta. Aunque aún no se ha estandarizado la vía laparoscópica como abordaje principal en nuestro centro, comienza a ser una alternativa en pacientes seleccionados ante los resultados obtenidos favorables.