V-156 Presentación: Vídeo

RESUMEN DE COMUNICACIÓN
Cirugia retrógrada Intrarrenal bilateral utilizando vaina de succión de acceso ureteral en paciente con gran carga litiásica
Viver Colet, L.; Rodríguez Malatesta, R.; Piñero Zomeño, A.; Cámara Moreno, C.; Solà Marquès, C.; Checa Sanchez, R.; Vituri Nicolàs, X.; Gili Galbis, L.; Izquierdo Ribas, C.; Cecchini Rosell, Ll.
Hospital del Mar

INTRODUCCIÓN

Las vainas de succión de cálculos para acceso ureteral son una nueva herramienta diseñada para evacuar pequeños fragmentos litiásicos durante la cirugía retrógrada intrarrenal (RIRS). Entre sus ventajas encontramos la reducción del tiempo quirúrgico, la mejoría en el campo visual durante la intervención, y la mayor eliminación de las litiasis.

MÉTODO

Presentamos el caso de una mujer de 53 años con antecedente de litiasis coraliforme bilateral e infecciones urinarias por P. mirabilis. A raíz de este hallazgo se realiza nefrolitotomía percutánea derecha (NLP) en noviembre de 2022 y tres semanas más tarde segundo tiempo quirúrgico con NLP izquierda y RIRS derecha con colocación de catéter doble J bilateral. Posteriormente, paciente pierde controles reconsultando en

septiembre de 2023 por sepsis urinaria. Se realiza tomografía computarizada (TC) que evidencia alta carga litiásica piélica bilateral. En octubre de 2023 se realiza acceso combinado con NLP derecha y RIRS izquierda sin poder extraer la totalidad de las litiasis. Tres semanas más tarde se decide nueva RIRS bilateral que se realiza con la ayuda de vainas de succión con acceso ureteral, permitiendo extraer todo el remanente litiásico con un tiempo quirúrgico reducido.

Se utiliza vaina de succión ureteral de 35 cm con diámetro de 11/13 Fr conectada a botella de recolección con filtro, a su vez conectada a presión de aspiración de 75mmHg.

A continuación, y mediante soporte videográfico, se muestra RIRS bilateral con ayuda de vaina de succión.

RESULTADOS

Se realiza la cirugía bilateral permitiendo dejar el lado derecho sin catéter doble J. En el lado izquierdo se fragmentan y aspiran la mayoría de los fragmentos, pero por seguridad se decide dejar catéter doble J. Paciente presentó buena evolución siendo dada de alta a las 24 horas y permitiendo retirada de catéter JJ a las tres semanas.