V-83 Presentación: Vídeo

RESUMEN DE COMUNICACIÓN
Enfermedad de Peyronie y disfunción eréctil: ¿Cómo lo resolvemos?
Alonso González, E; Lledó García, E; Alfonso Lafuente, A; Blaha, I; Ramos Belinchón, A; Artero Fullana, S; Bataller Monfort, V; Moreno Cortés, J.C; González De Gor García-Herrera, V; Sánchez Ochoa, M.A; Sáinz Casado, V; Carrasco Loras, L; Hernández Fernández, C
Hospital General Universitario Gregorio Marañón

Introducción 

La corporoplastia con injerto en la enfermedad de Peyronie está especialmente recomendada en pacientes con curvaturas acentuadas, deformidades complejas o en penes de poca longitud. Aquellos pacientes que además tienen disfunción eréctil (DE), está indicado la colocación de una prótesis de pene.

En este caso optamos por combinar la corporoplastia con implantación de prótesis con el objetivo de corregir la curvatura, mantener la longitud y solucionar la DE en un mismo acto quirúrgico, demostrando la seguridad y eficacia de esta técnica en términos de resultados funcionales y de satisfacción personal.

Material y método

Presentamos el caso de un varón de 49 años con antecedentes personales de colitis ulcerosa que tras cirugía pélvica comienza con DE refractaria a IPDE-5 y a inyecciones intracavernosas de prostaglandinas. Además, tenía una curvatura peneana dorsal de 90º que había comenzado a dificultar previamente la penetración. 

Dado el grado de la incurvación, se decidió de entrada colocar una prótesis de pene con previa realización de corporoplastia con injerto tipo EGIS consiguiendo así mejores resultados estéticos y funcionales. 

El abordaje fue vía subcoronal. Realizamos la disección, de manera cuidadosa, del complejo neurovascular dorsal antes de resecar la placa fibrosa. Tras la resección de la placa, colocamos parche tipo EGIS. Posteriormente, procedimos al implante de la prótesis de pene por vía penoescrotal sin signos de isquemia al finalizar la intervención. 

La evolución del paciente fue favorable, siendo dado de alta a las 24 horas de la intervención. A los 10 días fue valorado en consultas, sin observar ninguna complicación postquirúrgica, y activamos la prótesis sin ninguna incidencia. En posteriores revisiones el paciente demostró estar satisfecho con el resultado. 

Conclusión 

En aquellos pacientes que presenten DE y enfermedad de Peyronie, con curvaturas acentuadas que prevés que va a ser complicado que se resuelva mediante modeling, es posible realizar en el mismo tiempo quirúrgico la colocación de una prótesis de pene y corporoplastia con mejor resultado estético, funcional y mayor satisfacción del paciente.