V-84 Presentación: Vídeo

RESUMEN DE COMUNICACIÓN
Utilización de injertos libres en la Gangrena de Fournier peneana y Resultados estético-funcionales a medio plazo
Gonzálvez Rodríguez, Francisco Javier; Celada Luis, Guillermo; Pérez De La Fuente, Maria Teresa; Sánchez Ramírez, Ana; Velasco Balanza, Clara; Saavedra Centeno, Manuel; Viegas Madrid, Vanesa; Costal, Martin; Albers Acosta, Eduardo Mariano; Cogorno Wasylkowski, Leopoldo Roberto; Bocardo Fajardo, Gloria; Casado Varela, Javier; Arellano Gañán, Ramón; Teba Del Pino, Fernando; López-Fando Lavalle, Luis; San José Manso, Luis Alberto
Hospital Universitario la Princesa

INTRODUCCIÓN

La Gangrena de Fournier con afectación peneana exclusiva es menos conocida y su reconstrucción precisa de coberturas con injertos de piel a diferencia de los colgajos fascio-cutáneos utilizados frecuentemente para la reconstrucción perineal.

MATERIAL Y MÉTODOS

Presentamos el caso de un varón de 44 años que precisa desbridamiento de más de dos tercios de piel peneana por celulitis extensa y abscesificación cutánea.

Bajo cobertura antibiótica parenteral dirigida según cultivos (flora polimicrobiana multisensible) el paciente se somete una semana más tarde a la reconstrucción del defecto mediante injerto libre de piel parcial de cara anterior del muslo.  

Desinfección de área afecta con esponja de clorhexidina y desbridamiento de restos necróticos.
Se toman las medidas para la obtención del injerto (9 x 7 cm). Preparación de la zona donante y aplicación de lubricante estéril previa obtención del injerto con dermatomo calibrado a 3 mm. Humidificación del injerto y sutura con puntos simples proximal a remanente de piel peneana y distal a nivel subcoronal. Se suturan los bordes anchos del injerto longitudinalmente cerrando el defecto. Refuerzo con algunos puntos de Capitoné. Finalmente, se cubre el injerto y zona donante con Linitul y Betadine gel. 
Protección con compresas estériles y venda de Crepé libre de tensión. 

El paciente presenta buena evolución clínica. Al tercer día postoperatorio, se destapa el injerto y realizamos la primera cura. El paciente es dado de alta sin descubrir zona donante, cuya primera cura se realiza a los diez días de la intervención.

DISCUSION Y RESULTADOS

Se muestran los resultados finales a los siete, quince días y a los tres y cinco meses postoperatorios, identificándose el buen resultado morfológico y estético, tanto de la zona donante como del injerto.

El paciente mantiene relaciones sexuales satisfactorias con preservativo y lubricante desde la décima semana postoperatoria.

Las limitaciones de la zona donante para obtención de injertos son la extensión y la posible retracción posterior. Siempre se debe tener en cuenta aspecto como la pigmentación, proximidad de estructuras, presencia de vello y su visibilidad.

CONCLUSIONES

El injerto parcial de piel lampiña ofrece buenos resultados morfológicos y funcionales tras desbridamiento de piel peneana.