V-130 Presentación: Vídeo

RESUMEN DE COMUNICACIÓN
Fistulectomía según técnica PATIO para reparación de fístula uretrocutánea coronal
Sánchez Gil, M.; Campos-Juanatey, F.; Arnáiz Jiménez, F.; Sainz Bárcena, F.; García Formoso, N.; García Herrero, J.; Azcárraga Aranegui, G.; Expósito Ibáñez, E.; Latatu Córdoba, MA.; Varea Malo, R.; Calleja Hermosa, P.; Zubillaga Guerrero, S.; Domínguez Esteban, M.; Gutiérrez Baños, JL.
Hospital Universitario Marqués de Valdecilla

INTRODUCCIÓN

El manejo de las fístulas uretrocutáneas secundarias a cirugías uretrales puede suponer un desafío para el urólogo. Cuando se asocian a estenosis uretral distal, la técnica convencional consiste en realizar fistulectomía y cierre por planos. Con  el objetivo de reducir el riesgo de recidiva de la fístula, en 2008 se describió la técnica PATIO, consistente en disecar parcialmente el trayecto fistuloso sin extirparlo, sino evertiendolo invirtiéndolo hacia la luz uretral para crear una válvula.

MATERIAL Y MÉTODOS

Presentamos el caso clínico de un hombre de 46 años con una fístula uretrocutánea en surco balanoprepucial a nivel de la cara ventral, secundario a cirugía de hipospadias en la infancia. Se confirma por uretroscopia que no asocia estenosis uretral significativa.

Se propone corrección quirúrgica de la fistula realizando la técnica PATIO como procedimiento ambulatorio. En el video mostramos y describimos en detalle los pasos de la cirugía.

RESULTADOS

No se dejó sonda vesical, siendo el paciente dado de alta tras el procedimiento. No se registraron complicaciones durante la cirugía ni en el período postoperatorio. A los seis meses de la intervención, el paciente muestra ausencia de recurrencia, presentando un adecuado flujo urinario.

CONCLUSIONES

La técnica PATIO es un procedimiento sencillo que ofrece resultados satisfactorios en la reparación quirúrgica de las fistulas uretrocutáneas. Teóricamente reduce la probabilidad de recurrencia en comparación con la técnica convencional de cierre por planos, dado que evita la apertura uretral. Puede ser ejecutada con anestesia local y de forma ambulatoria, evitando el ingreso y el sondaje uretral postoperatorio.