V-135 Presentación: Vídeo

RESUMEN DE COMUNICACIÓN
Uretroplastia bulbopeneana con doble injerto de mucosa oral (Dorsal onlay + ventral inlay)
Hernández Andrés, Inés; Hevia Palacios, Manuel; Barriga Guijo, R.M; Gutiérrez Gutiérrez, E; Alberto Bravo, M.J; Mañas García-Vacas, J; Rodríguez Cabero, M; Marcos Marín, D; Pozo Mengual, B; Sanz Migueláñez, JL; Burgos Revilla, F.J; Leal Hernando, F
Hospital Universitario Guadalajara, Hospital Universitario Ramón y Cajal

Introducción

En la actualidad la uretroplastia es el método más eficaz para la corrección definitiva de una estenosis uretral compleja. Este procedimiento requiere de una alta cualificación, experiencia y conocimiento detallado de las distintas variantes técnicas, que permitan resolver con solvencia hallazgos intraoperatorios no detectados en el diagnóstico prequirúrgico. Además, la complejidad aumenta en pacientes sometidos previamente a uretrotomías internas.

Este vídeo tiene la intención de describir los aspectos claves de la uretroplastia de ampliación con escisión de segmento crítico descubierto durante el procedimiento.

Caso clínico

Presentamos el caso de un varón de 24 años en seguimiento por estenosis de uretra bulbar con antecedente de uretrotomía interna endoscópica en el año 2016. Durante el seguimiento, empeoramiento progresivo de su dinámica miccional con flujometría en meseta claramente obstructiva y uretrocistografía retrograda que evidencia recidiva de estenosis a nivel peno-bulbar de aproximadamente 5cm de longitud. Dado los hallazgos de las pruebas se ofrece uretroplastia de ampliación con injerto de mucosa oral.

Resultados

Tras la colocación endoscópica de guía hidrofílica, se realiza uretrotomía lateral ampliada hasta conseguir un calibre de 28F en ambos extremos. Se realiza cistoscopia intraoperatoria proximal que descarta estenosis posteriores. Se evidencia una zona crítica muy fibrosa en región bulbar de aproximadamente 2cm, no claramente identificada en uretrocistografía previa, por lo que se decide intraoperatoriamente exéresis de dicha placa uretral y sustitución por un injerto libre de mucosa oral. A continuación, se obtiene otro injerto de aproximadamente 6cm para completar la uretroplastia latero-dorsal según técnica de Kulkarni.

Se realizó uretrocistografía peri-catéter a las 3 semanas de la intervención sin evidencia de fuga que permitió la retirada de la sonda.  En la primera flujometría postoperatoria se alcanzó un Qmax de 20ml/seg.

Conclusión

Consideramos que la exéresis de la placa uretral, en las situaciones en las que nos encontremos una luz uretral crítica, es el punto clave para garantizar el éxito de la cirugía. Es importante que los segmentos uretrales remantes carezcan de espongiofibrosis, ya que esta puede condicionar los resultados futuros a pesar de una impecable técnica quirúrgica. Destacar también que los antecedentes de cirugías endoscópicas previas pueden condicionar nuestros resultados.