V-180 Presentación: Vídeo

RESUMEN DE COMUNICACIÓN
Abordaje de fístula vesico-rectal recidivada tras prostatectomía radical.
Expósito Ibáñez, E.; Ballestero Diego, R.; Gómez Ruiz, M.; García Formoso, N.; García Herrero, J.; Sánchez Gil, M.; Azcárraga Aranegui, G.; Latatu Córdoba, M.A.; Arnáiz Jiménez, F.; Gutiérrez Baños, JL.
Hospital Universitario Marqués de Valdecilla

Introducción

Las lesiones rectales pueden surgir como consecuencia de cirugías prostáticas o vesicales, pudiendo algunas de ellas cronificarse en forma de fístulas vesico-rectales o uretro-rectales. A pesar de la existencia de diversas técnicas descritas para su reparación, no existe un consenso claro acerca de cuál es la más eficaz.

Objetivo

Presentamos la reparación de una fístula recto-vesical recidivada, tras múltiples intentos de corrección previos, mediante un abordaje abdominal por vía robótica. Este procedimiento permite la apertura de la vejiga para la identificación y extirpación de la fístula.

Métodos

Se describe el caso de un varón de 76 años sometido a una prostatectomía radical con preservación neurovascular mediante laparoscopia, que desarrolló una fístula recto-vesical pauci-sintomática al mes después de la cirugía. Las pruebas de imagen y endoscópicas revelaron una fístula de pequeño tamaño (2-3 mm) ubicada a 5 cm del margen anal. Después de varios intentos fallidos de corrección quirúrgica (dos transanales y uno abdominal robótico), se llevó a cabo una reparación exitosa mediante un abordaje abdominal robótico que implicaba la apertura de la pared vesical para la identificación y resección de la fístula así como interposición de omento.

Resultados

Se detallan la posición del paciente, la disposición del robot Da Vinci y la colocación de los trócares. Además, se proporcionan sugerencias y trucos para los procesos de disección y sutura.

Conclusiones

Aunque el abordaje transanal se presenta como un método efectivo para la reparación de fístulas recto-vesicales, en casos donde este abordaje no resulta exitoso, la identificación y revitalización de los bordes de la fístula son imperativas para una reparación eficaz. El abordaje abdominal por vía robótica, que permite la apertura vesical para la identificación y resección de la fístula, demuestra ser un método eficaz y reproducible para reparar este tipo de fístulas.