V-183 Presentación: Vídeo

RESUMEN DE COMUNICACIÓN
Enterocistoplastia de aumento laparoasistida por Robot como tratamiento del Síndrome de Vejiga Hiperactiva
Toledo Jiménez, M; Carracedo Calvo,D; Moscatiello, P; Jerez Izquierdo, T; Pereira Rodríguez, N; Hernández Bermejo, I; Santiago González, M; Fiorillo, Alessandro; Sánchez Encinas, M
Hospital Universitario Rey Juan Carlos

Introducción y Objetivos

El síndrome de vejiga hiperactiva afecta aproximadamente al 12-17% de hombres y mujeres en Europa, aumentando con la edad. Las opciones de tratamiento van desde tratamiento farmacológico, pasando por medidas como neuromodulación sacra o tibial o Botox intravesical. En casos refractarios a todos los tratamientos anteriores, existen cirugías de aumento vesical. Presentamos el caso de una paciente con vejiga hiperactiva refractaria a todos los tratamientos de primera y segunda línea, en la que se decidió realizar una ileocistoplastia quirúrgica.

Materiales y Métodos

Presentamos el caso de una mujer de 72 años con antecedentes de dos partos naturales y la implantación de una malla suburetral en 2013. Desde 2015 presenta episodios de urgencia aproximadamente cada 30 minutos tanto de día como de noche, asociando incontinencia de urgencia y requiriendo el uso de múltiples pañales diariamente.

Fue refractaria todos los tratamientos de primera y segunda línea, incluyendo combinación de fármacos con Botox y neuromodulación.

Ante la falta de eficacia de todos los tratamientos anteriores, decidimos realizar cirugía de aumento vesical mediante ileocistoplastia robótica. Tras seleccionar el segmento intestinal, realizamos una incisión sagital en vejiga. Excluimos el segmento intestinal utilizando EndoGIAs y realizamos anastomosis ileoileal. Posteriormente, destubularizamos el asa y la suturamos en la línea media para crear el parche de aumento de vejiga, que se anastomosó a la vejiga.

Resultados

La cirugía transcurrió sin complicaciones intraoperatorias, con una duración de 200 minutos, y una estancia hospitalaria de 7 días sin complicaciones.

A los seis meses hubo una reducción significativa tanto en la frecuencia urinaria diurna como nocturna, disminuyendo ambas a cada 4 horas. Únicamente presentaba urgencia cuando retenía la orina más de 4 horas. Pasó de usar 4 pañales mojados al día a solo uno, que retiraba seco. Está muy satisfecha porque ahora puede hidratarse adecuadamente y así lo evidencia la mejora en la puntuación ICIQ-SF.

Conclusión

La enterocistoplastia de aumento es una alternativa efectiva y segura para el síndrome de vejiga hiperactiva refractaria. El abordaje robótico permite una cirugía mínimamente invasiva con mejor visualización, precisión y tasas reducidas de sangrado, transfusión y estancia hospitalaria.