V-221 Presentación: Vídeo

RESUMEN DE COMUNICACIÓN
Entrocistoplastia de aumento intracorpórea con asistencia robótica, para el tratamiento de la microvejiga.
Lombardía González de Lera, C.; García Santos, J.J.; Rodríguez Lozano, L.; Vallecillo Encinas, P.; Cavidades Uhagón, I.; García Sanz, M.; Fernández Samos Fernández, D.; Gutiérrez Carrillo,G.; Farrés Rabanal, A.; Renedo Villar, T.; Molina Bravo, M.; De Arriba Alonso, M.; Chaves Marcos, R.; Sanz Ruiz, A.; Alonso Prieto, M.A.
Hospital Universitario de León

Introducción: La cistitis intersticial es una cistopatía de origen desconocido, caracterizada por dolor pélvico crónico y síntomas del tracto urinario inferior, puede cursar con lesiones del urotelio como las úlceras de Hunner y capacidad vesical disminuida. La prevalencia es del 0.06-30% y predomina en las mujeres en la cuarta década de la vida. La enterocistoplastia de aumento, es un tratamiento de quinta línea tras las medidas conservadores, los fármacos orales, las instilaciones endovesicales y la hidrodistensión. 

Material y métodos: presentamos el caso de una paciente de 65 años con antecedentes de diabetes mellitus tipo 2, dislipemia e hipertensión. La paciente refería síntomas de tracto urinario inferior, episodios aislados de hematuria y dolor en hipogastrio. Se le realizó una cistografía en la que se observó que presentaba una capacidad vesical disminuida con una vejiga de 85cc y un moderado residuo postmiccional. También se realizó una cistoscopia, objetivando zonas eritematosas inespecíficas. Fue diagnosticada de cistitis intersticial tras obtener una muestra histopatológica por RTU-V. Dado que los síntomas de la paciente se hicieron refractarios al tratamiento médico, se decidió realizar esta técnica quirúrgica.

Resultados: en este vídeo mostramos la técnica quirúrgica paso a paso de una enterocistoplastia de aumento en una paciente con vejiga de poca capacidad debido a cistitis intersticial. El tiempo quirúrgico fue e 180 minutos. La paciente no presentó complicaciones perioperatorias reseñables, fue dada de alta a los 6 días y se retiró la sonda vesical a los 21 días. Actualmente la paciente refiere una notable mejoría de los síntomas y una adecuada continencia.

Conclusiones: la enterocistoplastia de aumento con asistencia robótica es una técnica eficaz para pacientes con síndrome de dolor pélvico crónico y capacidad vesical reducida, aunque no está exenta de complicaciones debido al tiempo intestinal.