V-222 Presentación: Vídeo

RESUMEN DE COMUNICACIÓN
Enterocistoplastia de aumento robótica en el tratamiento de la Vejiga neurógena de baja capacidad con catéter suprapúbico permanente crónico. Una oportunidad para mejorar la calidad de vida
Torres León, L.; Campos Juanatey, F.; Sánchez Gil, M.; Ballestero Diego, R.; Ramos Barseló, E.; Zubillaga Guerrero, S.; Domínguez Esteban, M.; Gutiérrez Baños, J.L.
Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria; Hospital Universitario Marqués de Valdecilla

INTRODUCCIÓN

La enterocistoplastia de aumento está indicada en el tratamiento de vejiga hiperactiva o poco complaciente refractaria al tratamiento conservador (anticolinérgicos e inyecciones de toxina botulínica). La ileocistoplastia es el tipo más común, que utiliza un segmento destubularizado de íleon anastomosado a una vejiga bivalva. Esta técnica ha demostrado una mejora significativa de la capacidad vesical, la presión intravesical y la distensibilidad (p<0,05), así como una mejoría del reflujo vesico-ureteral de hasta el 97,7%.

MATERIAL Y MÉTODOS

Presentamos el caso de un varón de 44 años con espina bífida y vejiga neurógena, con diagnóstico de detrusor hiperactivo, RVU bilateral y vejiga de baja capacidad, manejado inicialmente con sonda suprapúbica. El estudio urodinámico muestra una capacidad vesical máxima (CVM) de 27ml.

El paciente fue sometido a una enterocistoplastia para aumentar la CVM e iniciar autocateterismos. Presentamos la técnica realizada de la enterocistoplastia de aumento asistida por robot:

Creación de neumoperitoneo mediante la técnica de Hasson supraumbilical y colocación de puertos robóticos (1 trocar de 12mm, 3 trocares de 8mm, trocar de 5mm y Airseal). Liberación de adherencias relacionadas con catéter ventriculo-peritoneal, exteriorizado al inicio del procedimiento.  Apertura del Retzius y liberación de las caras anterior y lateral vesical. Apertura vesical a nivel de la sonda suprapúbica, con cistotomía transversa hasta 2 cm lateral al trígono. Identificación y sección de 30 cm de íleon distal mediante grapadoras intestinales mecánicas. Detubularización intestinal antimesentérica y creación de una conformación tipo Studer con 2 hemisuturas (Van-Velthoven). Comprobación de estanqueidad con 120cc de solución salina. Fijación de la ampliación vesical al peritoneo lateral.

RESULTADOS

El paciente presentó fuga urinaria por obstrucción mucosa del catéter, resuelta espontáneamente, siendo dado de alta al décimo día postoperatorio. Tras 6 meses utiliza 5 sondas/día, con incontinencia urinaria mínima (1 compresa/24h). El tracto superior no presenta hidronefrosis y la función renal está preservada.

CONCLUSIÓN

La enterocistoplastia de aumento sigue siendo el tratamiento de elección en pacientes con baja capacidad vesical o vejiga hiperactiva con alto riesgo de lesión del tracto urinario superior. Los catéteres ventrículo-peritoneales requieren una atención especial, pero no constituyen una contraindicación para el procedimiento.

Enterocistoplastia, neurógena, baja capacidad