V-265 Presentación: Vídeo

RESUMEN DE COMUNICACIÓN
Exanteración anterior laparoscópica con derivación ileal intracorpórea y extracción vaginal de la pieza. Mínima invasión.
Cruz Mir, A; Briones Mardones, G; Fuentes Márquez, I; Pérez Polo, M; Coello González, A; Seco Frías, J; Rubio Ballesteros, F; Gutiérrez Sanz-Gadea, C
Hospital Universitario Son Llàtzer

INTRODUCCIÓN:

La evolución de la tecnología y la adquisición de experiencia quirúrgica han hecho que durante los últimos años se hayan consolidado las técnicas de mínima invasión como los procedimientos de elección en gran parte de la patología urológica. La extracción de la pieza quirúrgica por orificios naturales así como la realización de procesos reconstructivos intracorpóreos permiten minimizar la agresión sobre la pared abdominal manteniendo excelentes resultados funcionales y oncológicos.

MATERIAL Y MÉTODOS:

Presentamos el caso de una mujer de 73 años que se diagnostica de tumor vesical durante estudio de hematuria. La resección transuretral de vejiga evidencia un T2 con patrón nested en base vesical. En TAC de estadiaje, ausencia de metástasis observándose un quise intraabdominal de 8x7cm. Valorando la localización del tumor, el estadiaje, insuficiencia renal previa, la esfera sexual de la paciente así como la variante histopatológica encontrada, teniendo ésta un componente más agresivo, se decidió intervención quirúrgica sin neoadyuvancia  realizando cistectomía laparoscópica junto con exanteración anterior, linfadenectomía bilateral y extracción de la pieza quirúrgica por vía vaginal. Como derivación urinaria, se optó por realizar una derivación ileal tipo Bricker Wallace-I con anastomosis y reconstrucción del tránsito intestinal de manera intracórporea.

RESULTADOS:

La cirugía se realizó sin incidencias, añadiendo la extirpación del quiste descrito en el TAC, con un tiempo quirúrgico de 240 minutos y un sangrado aproximado de 200cc. La estancia hospitalaria fue de 8 días sin complicaciones perioperatorias. Los catéteres monoJ se retiraron a los 20 días. En la anatomía de la pieza quirúrgica se observó un Carcinoma transicional con patrón Nested , estadío T2 y ausencia de ganglios positivos de un total de 23. El quiste intraabdominal se catalogó como cistoadenoma mucinoso.

CONCLUSIÓN:

La cistectomía laparoscópica con derivación ileal intracorpórea es factible y segura oncológicamente con buenos resultados funcionales. En mujeres con posibilidad de extracción vaginal de la pieza quirúrgica permite evitar la agresión sobre la pared abdominal, favoreciendo así la mínima invasión posible.