P-59 Presentación: Póster virtual

RESUMEN DE COMUNICACIÓN
Nueva clasificación Bosniak 2019 de quistes renales complicados. Correlación radiopatológica y revisión crítica
Alfambra, H. (1); Sebastià, M. (2); Ajami, T. (1); Jiménez, S. (2); Rodríguez, L. (3); López, R. (3); Nicolau, C. (2); Alcaraz, A. (1); Musquera, M. (1)
1. Servicio de Urología del Hospital Clínic de Barcelona. 2. Servicio de Radiodiagnóstico del Hospital Clínic de Barcelona. 3. Servicio de Anatomía Patológica del Hospital Clínic de Barcelona.

Introducción

La nueva clasificación Bosniak 2019 de quistes renales pretende proporcionar un sistema más preciso para la caracterización y el manejo de las lesiones quísticas renales. En este estudio se reevalúa la antigua clasificación de quistes Bosniak III y IV según los nuevos criterios Bosniak 2019 y se realiza una correlación con los resultados anatomopatológicos (AP).

Material y métodos

Revisión retrospectiva de masas renales inicialmente clasificadas como quistes Bosniak III y IV por TC tratadas con nefrectomía parcial entre enero de 2017 y junio de 2022 en nuestro centro. Se compara la clasificación Bosniak previa de estas lesiones con la reclasificación según los criterios Bosniak 2019 por TC y se correlaciona con la AP.

Resultados

Un total de 52 pacientes con 53 quistes renales complicados fueron incluidos. La AP confirmó malignidad en 43 tumores (81%), siendo el carcinoma de células renales (CCR) de células claras (CCRcc) el tumor maligno más frecuente (n=22/43, 51%).

Tras la reclasificación según criterios Bosniak 2019, 23 lesiones renales previamente consideradas quísticas pasaron a considerarse tumores sólidos (n=23/53, 43%) dado que presentaban más de un 25% de componente sólido. De estos tumores renales sólidos, el 91% (21/23) fueron malignos. 8 quistes considerados Bosniak III, todos los cuales resultaron benignos, fueron reclasificados a Bosniak IV porque presentaban septos o paredes >4 mm.

El 100% (22) de los tumores malignos que fueron considerados Bosniak IV según los nuevos criterios presentaba nódulos. Entre ellos, el 100% (10) de los CCR papilares (CCRp) presentaban un patrón moteado, y el 100% (11) de los CCRcc presentaban nódulos hipercaptantes en fase arterial. En 16 de estos 22 tumores malignos considerados Bosniak IV se realizó ecografía con contraste (CEUS) y 10 de los 16 pasaron a considerarse tumores sólidos.

Conclusiones

La nueva clasificación Bosniak 2019 mejora la discriminación entre tumores renales sólidos con cambios quísticos y tumores verdaderamente quísticos. Asimismo, la incorporación de la CEUS contribuye a esta diferenciación. La presencia de nódulos, y no de engrosamiento mural o septal aislado, fue el signo más específico de malignidad en los quistes reclasificados como Bosniak IV.

Palabras clave: Bosniak 2019, tumor renal quístico, radiología.