P-62 Presentación: Póster virtual

RESUMEN DE COMUNICACIÓN
Riesgo de malignidad de las lesiones renales quísticas Bosniak IV según la nueva subclasificación de Bosniak, versión 2019.
Martínez Pérez, S.; Toribio Vazquez, C.; De Garcillán De La Joya, I.; Aguilera Bazán, A.; Fernández Pascual, E.; Morón Hodge, S.; Solano Heranz, P.; Alonso Bartolomé, M.B.; Ayllón Blanco, H.; Martínez Piñeiro Lorenzo, L.
Hospital Universitario la Paz

Introducción:

Los quistes renales Bosniak grado IV tiene un riesgo de malignidad superior al 80%. En el 2019 se actualiza su clasificación para hacerla mas objetiva añadiendo una subclasificación  según los ángulos que dibujen sus nódulos, en aguda (IV-AP) y obtusa (IV-OP). El objetivo de este estudio es evaluar la prevalencia de malignidad, características histopatológicas y comportamiento oncológico de los quistes Bosniak IV según la nueva clasificación del 2019 (v2019) con el fin de determinar el riesgo real de malignidad en nuestra población.

Material y Métodos:

Se realizó una revisión retrospectiva de los quistes Bosniak IV identificados por TC o RMN en pacientes operados entre febrero de 2015 y agosto de 2022. Dos radiólogos reclasificaron las imágenes según la v2019. Se analizó la asociación de esta subclasificación con la malignidad, características histológicas y supervivencia.

Resultados:

Un total de 12 pacientes fueron intervenidos, 9 mediante nefrectomía parcial (75%) y 3 radicales (25%). El abordaje de elección fue laparoscópico en su mayoría con 11 pacientes (91,7%) frente a 1 abierto (8,3%). La reclasificación de acuerdo a la v2019 concluyó que había 7 IV-OP (58,3%) y 5 IV-AP (41,7%).

Solo un caso resultó ser benigno (8,3%) clasificado como IV-OP. De los 11 malignos (91,7%), 5 fueron tumores de células claras (41,7%), 1 papilar tipo I (8,3%), 2 papilar tipo II (16,7%) y 3 túbulopapilar de células claras (25%). Existe una tendencia estadística de que todos los células claras son IV-OP frente a todos los papilares que son IV-AP (p=0.055).

También hay una tendencia estadística respecto al grado de Fuhrman: 7 pacientes tienen un grado 1 (58,3%), 3 pacientes un grado 3 (25%) siendo todos IV-OA y 1 paciente grado IV que es un IV-OP (p=0.073). No se observan diferencias estadísticamente significativas en la supervivencia hasta progresión.

Conclusión:

La tasa de malignidad de los Bosniak IV en nuestra serie es del 91,6%. Los datos analizados muestran una tendencia de que los bosniak IV-AP tienen un peor pronóstico respecto a los datos anatomopatológicos y el grado de Fuhrman, sin afectar a la supervivencia libre de progresión.