P-207 Presentación: Póster virtual

RESUMEN DE COMUNICACIÓN
Nefrectomía parcial VS ablación percutánea. ¿Qué recomendamos en nuestro escenario diario? Nuestra serie de casos.
Funes Béjar, M.; Pérez Fabra, B.M.; Agüera Sánchez, M.A.; Cánovas Rojas, I.; García Arévalo, N.; Revelo Cadena, I.F.; Camacho Gallego, M.; Canelón Castillo, E.Y.; Shub Skorniakov, M.; Ramírez Chamorro, R. F.; Cañete Bermúdez, J.; Rodríguez-Rubio Cortadellas, F.; Soto Villalba, J.
Hospital Universitario Puerto Real

Introducción

En nuestro escenario y de acuerdo con las guías clínicas, el tratamiento estándar de las masas renales pequeñas continúa siendo la nefrectomía parcial (NP). Sin embargo, desde sus inicios a finales de los años 90, la ablación por radiofrecuencia o microondas (AR) se incluye dentro de las guías actuales como una opción terapéutica en el manejo de estos tumores, adquiriendo cada vez más mayor protagonismo. Desde su realización en nuestro centro por el servicio de Radiología Intervencionista, cada vez son más los pacientes que eligen esta técnica por su menor morbilidad. 

Material y métodos

Se ha realizado un análisis observacional descriptivo retrospectivo de 80 pacientes con masas renales pequeñas tratadas mediante nefrectomía parcial (53 pacientes) y ablación por radiofrecuencia (35 pacientes) entre enero de 2019 y diciembre de 2023. Los criterios de selección para recibir una u otra técnica han sido: bilateralidad de las lesiones, pacientes monorrenos, alto riesgo quirúrgico y la preferencia del paciente por una u otra técnica. Analizamos las características clínicas de los pacientes, la presencia de complicaciones y los resultados oncológicos en una mediana de seguimiento de 37,5 meses.

Resultados

Se ha considerado como recidiva la persistencia de la lesión o restos tumorales descritos en TC durante el seguimiento. En el caso de las AR, fue de 2 pacientes (5,7%), ambos continúan seguimiento en protocolo de VA, con estabilidad de las lesiones. En cuanto a los resultados de las NP, ha sido de 3 pacientes (5,6%), uno de ellos rescatado de forma quirúrgica, otro tratado mediante ablación con respuesta completa y otro en protocolo de VA. Se ha reportado un 8,5% de complicaciones en relación a la AR, todas ellas hematomas perirrenales que fueron manejados de forma conservadora frente a un 24,52% de las NP, siendo la más grave la lesión accidental colónica con necesidad de sutura intraoperatoria y sin complicaciones tardías.

Conclusiones

Dentro del escenario actual, la ablación por radiofrecuencia constituye una técnica segura y eficaz a la hora de tratar masas renales pequeñas con resultados oncológicos favorables según los datos recogidos en nuestro centro además de constituir una alterativa terapéutica en aquellos pacientes no candidatos a intervención quirúrgica.