V-197 Presentación: Vídeo

RESUMEN DE COMUNICACIÓN
Rescate mediante cirugia robotica de masas retroperitoneales post Quimioterapia en tumor de testiculo
Zarraonandia Andraca, A.; Plaza Alonso, C.; Gonzalez-Dacal, JA.; Campanario Pérez, R.; Medina Gonzalez, A.; Orlandi Oliveira, W.; Ruibal Moldes, MA.
Grupo Suturo Cirugía Urológica

INTRODUCCION:

El tumor testicular es uno de los canceres más prevalentes en varones jóvenes. En aquellos casos donde se a administrado quimioterapia y existen masas residuales la cirugía excerética está indicada. Esta cirugía suele ser un desafío quirúrgico, ya que estas masas suelen estar en el retroperitoneo a lo largo de todo el territorio de los grandes vasos.

OBJETIVO:
Demostrar la excéresis de mediante cirugía robótica de 2 lesiones retroperitoneales en un varón que tuvo un cáncer de testículo.
MATERIALES Y METODOS:
Paciente de 34 años operado en 2019 de un tumor testicular de células germinales mixto pT1bN3M0Sx. Al diagnostico presentaba grandes conglomerados adenopáticos de 10x4x4cm desde los vasos renales a los iliacos. Se administran 4 ciclos de BEP con negativización de marcadores, pero persistencia de conglomerado adenopático. En 2020 se realiza linfadenectomía laparoscópica/abierta con diagnostico de teratoma residual no maligno. Evoluciona con recidiva de lesiones supraclaviculares y mediastínicas que se operan en 2021 y 2022, resultando ambas anatomías teratoma no maligno.
Actualmente presenta nuevas lesiones a nivel retrocural derecho de 13x25mm y otra intecavoaortico de 12x20mm. Se propone cirugía robótica.
El paciente es posicionado en decúbito lateral izquierdo incompleto. Se realiza a colocación de puertos robóticos (x4) en línea paralelos a músculos rectos abdominales, con un trocar de 12mm para el asistente. Luego de liberación de las adherencias se realiza disección ascendente de los grandes vasos hasta localizar vena renal izquierda y disecar recidiva tumoral posterior a esta. Luego se procede a disecar y extraer 2da recidiva, posterior a la cava, justo bajo venas suprahepáticas y bajo los pilares del diafragma que tienen que se seccionados para poder acceder a la lesión. El tiempo quirúrgico fue de 200 minutos sin sangrados significativos. El paciente evoluciona sin complicaciones siendo dado de alta a los 3 días. La anatomía patológica fue compatible con teratoma no maligno.
CONCLUSIONES:
Es posible realizar cirugía robótica de mínima invasión en este tipo de casos complejos. Para poder realizar estos procedimientos de forma exitosa es necesario tener a un equipo experto, realizar una planificación exhaustiva del caso y de la cirugía.