V-204 Presentación: Vídeo

RESUMEN DE COMUNICACIÓN
¿Problema retroperitoneal? Busca un urólogo
Pérez Aizpurua, X.; Cabello Benavente, R.; Hernando Arteche, A.; Amaruch García, N.; Cuello Sánchez, L.; Coloma Ruiz, L.; Gómez-Jordana Mañas, B.; Tufet i Jaumot, JJ.; Ruiz de Castroviejo Blanco, J.; Osorio Ospina, F.; González Enguita, C.
Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz

Introducción y objetivos:

El retroperitoneo, es una encrucijada anatómica donde pueden manifestarse patologías no directamente relacionadas con nuestra especialidad. Es esencial que el Urólogo lidere el diagnóstico y tratamiento de la patología retroperitoneal primaria, o que circunstancialmente se manifiesta en este territorio como cirujano principal de un equipo médico mutidisciplinar.

Presentamos 3 casos en los que realizamos un abordaje retroperitoneoscópico en colaboración con otras especialidades.

Material y métodos:

Iniciamos la cirugía mediante una minilaparotomía 2cm delante y debajo de la punta de la 12º costilla. La creación del espacio retroperitoneal se inicia de forma roma digital y se completa con un balón de Gaur esférico para disección del espacio retroperitoneal. En la incisión de minilaparotomía se coloca un trocar de Hasson para la óptica y bajo visión directa se colocan 3 trocares de trabajo:

  • CASO 1: Diagnóstico de dos lesiones sugestiva de recidiva retroperitoneal tras nefrectomía radical previa (carcinoma renal de células claras pT2a).
  • CASO 2: Resección de la porción incluida en el músculo psoas de tumor de origen neuronal.
  • CASO 3: Diagnóstico de adenopatías sospechosas en retroperitoneo en paciente con insuficiencia renal crónica terminal y antecedentes de tumor vesical infiltrante (carcinoma urotelial con diferenciación escamosa pT3a).

Resultados:

  • CASO 1: Se procedió a la resección de ambas lesiones de 1,2 y 1cm respectivamente con tejido fibroadiposo adyacente. Confirmó la infiltración de ambas por un carcinoma de células claras.
  • CASO 2: De forma combinada con el Servicio de Neurocirugía, y en el mismo acto quirúrgico, se resecó la porción de la lesión neuronal incluida en el músculo psoas compatible con Schwannoma.
  • CASO 3: Las adenopatías resecadas mostraron infiltración por una neoplasia linfoide compatible con un linfoma linfocítico de célula pequeña.

Conclusiones:

La retroperitoneoscopia es un abordaje mínimamente invasivo que permite consolidar al Urólogo como cirujano principal y líder de un equipo médico multidisciplinar en el diagnóstico y tratamiento de la patología retroperitoneal primaria, o que circunstancialmente se manifiesta en el retroperitoneo.