P-221 Presentación: Póster virtual

RESUMEN DE COMUNICACIÓN
Utilidad del verde de indocianina endovenoso para evaluar la vascularización ureteral distal durante la cistectomía radical robótica con derivación urinaria intracorpórea
Carbonell, E.; Muní, M.; Martínez, C.; Alfambra, H.; Pagès, R.; Villalba, E.; Peradejordi, M.; Tello, A.; Mercader, C.; Sierra, A.; Vilaseca, A.; Ribal, M.J.; Alcaraz, A.; Musquera, M.; Martos, R.
Hospital Clínic de Barcelona

Introducción. Las estenosis ureteroileales pueden producirse por mala vascularización del uréter distal durante la derivación urinaria en la cistectomía radical. El objetivo del estudio es comprobar la utilidad del verde de indocianina (ICG) para evaluar la vascularización ureteral distal durante la cistectomía radical robótica (CRR) con derivación urinaria intracorpórea y su impacto en la incidencia de estenosis ureteroileales benignas.

Método. Se incluyen pacientes intervenidos mediante CRR por tumor vesical entre 2018-2023. La derivación urinaria se realiza intracorpórea incluyendo conducto ileal o neovejiga y la anastomosis ureteroileal con técnica Bricker. Se empleó ICG endovenoso para evaluar la vascularización ureteral a criterio del cirujano. Según la utilización de ICG se comparan los resultados clínico-patológicos y peroperatorios, incluyendo las tasas de estenosis ureteroileales benignas. La estenosis ureteroileal se define radiológicamente por aparición de hidronefrosis y obstrucción a nivel de la anastomosis ureteroileal. Las estenosis malignas se excluyen.

Resultados. Se incluyen 221 pacientes. Se realizó conducto ileal en 173 (78.3%) casos y neovejiga en 48 (21.7%). Un total de 79 (35.7%) pacientes recibieron ICG durante la CRR y 142 (64.3%) no. No hay diferencias en las características demográficas, clínico-patológicas o tipo de derivación urinaria entre los grupos (ICG vs no ICG) excepto en el tratamiento neoadyuvante que fue más frecuente en el grupo sin ICG (39.4% vs 24.1%, p=0.021). Con una mediana de seguimiento de 21.1 meses, no hubo diferencias en la tasa de estenosis ureteroileales benignas después de la CRR entre el grupo con y sin ICG (p = 0.901). En el grupo sin ICG, 26 (18.3%) pacientes desarrollaron estenosis ureteroentérica benigna y en el grupo con ICG 15 (19.0%). La mayoría de estenosis fueron en el uréter izquierdo en ambos grupos (80.8% no ICG vs 66.7% ICG, p=0.599). La longitud de uréter distal resecado durante la CRR fue discretamente mayor para el grupo con ICG en comparación con el grupo sin ICG (1.5 vs 1.3 cm, p<0.05).

Conclusión. En nuestra experiencia, el uso de ICG para evaluar la vascularización ureteral distal no reduce la tasa de estenosis ureteroileales benignas tras la CRR con derivación urinaria intracorpórea.