P-138 Presentación: Póster virtual

RESUMEN DE COMUNICACIÓN
Protocolo para la optimización de los recursos diagnósticos del Cáncer de Próstata en un centro hospitalario terciario de Alto Volumen
Pérez Aizpurua, X.; Osorio Ospina, F.; Gómez Jordana, B.; Tufet I Jaumot, J.J.; Ruiz De Castroviejo Blanco, J.; González Páez, R.; Matta Pérez, J.C.; García Fernández, E.; Coloma Ruiz, L.; Cañadas Granados, M.; Gomis Goti, C.; Cabello Benavente, R.; González Enguita, C.
Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz

Introducción: 

La detección inicial del cáncer de próstata en la actualidad sigue basándose en la determinación del PSA y el tacto rectal. En pacientes con un valor de PSA entre 3-10 ng/ml y un tacto rectal normal, podemos hacer uso de herramientas complementarias como las calculadoras de riesgo y la resonancia magnética multiparamétrica para seleccionar pacientes candidatos a biopsia. Es importante una buena selección de estos pacientes de cara a evitar biopsias innecesarias y la consiguiente morbilidad y costes asociados. 

Material y métodos: 

Análisis descriptivo sistemático de las 192 biopsias de próstata realizadas entre abril-junio de 2023 (83 transrectales sistemáticas y 109 fusión). Se excluyeron 30 pacientes en vigilancia activa. Se analizó el número de biopsias evitables en ambos grupos y el número de casos que hubiesen quedado sin diagnosticar de no haber sido realizadas. 

Resultados: 

Un total de 37 (41.1%) de las biopsias fusión y 44 (61.2%) de las transrectales resultaron negativas. Tras aplicar una calculadora de riesgo (SWOP-ERSPC) se objetivó que, de los pacientes con biopsia negativa, 11 (30.4%) en el grupo de fusión y 21 (47.7%) en el grupo de transrectal presentaban riesgo oncológico bajo (<4% CaPCS y <20% CaP) y podrían haber sido evitadas. Respecto al riesgo de infradiagnóstico, 1 paciente (1.11%) del grupo fusión y 2 (2.7%) del grupo transrectal con biopsia positiva, presentaban un riesgo oncológico bajo inicial según calculadora. Resultaron tratarse de ISUP 1 en todos los casos.  En el caso de 2a y 3a biopsia transrectal sistemática, ninguna fue positiva y solo 1 (12.5%) caso estaba bien indicada. 10 pacientes (13.8%) del grupo fusión tenían un tacto rectal claramente sospechoso durante la biopsia. De haberse indicado inicialmente una biopsia sistemática se hubiese evitado un retraso diagnóstico de 2-3 meses. 

Conclusiones: 

Aplicando correctamente una calculadora de riesgo se hubiesen evitado un número significativo de biopsias negativas. Estos resultados han permitido establecer en nuestro servicio un protocolo diagnóstico basado en tacto rectal, PSA, contexto clínico y un uso racional de herramientas complementarias mediante la correcta aplicación de calculadoras de riesgo para optimizar la selección de pacientes candidatos a biopsia. 

Palabras clave:  Cáncer de próstata – Optimización diagnóstica – Biopsia de próstata