P-208 Presentación: Póster virtual

RESUMEN DE COMUNICACIÓN
¿Es importante el urocultivo preoperatorio en nuestros pacientes?
López-Tello Blázquez, A; Modrego Ulecia, L; Castilla Barbosa, A.F; Pérez Vera, I.A; Luza Dueñas, A; Curiel Elizondo, A; Rayo Radilla, M.A; Alguero Menéndez, R; García Tejero, D; Fernández-Plaza Prieto, I; Sacristán González, R; Quintás Blanco, A; Pérez Haro, M.Ll; Tamargo Díaz, E; Moya Martín, C; Fernández Gómez, J.M
Hospital Universitario Central de Asturias

Introducción:

La bacteriuria asintomática en pacientes pendientes de intervención en nuestro servicio supone un determinante de morbimortalidad. Identificar el microorganismo pretende prevenir complicaciones intra y postoperatorias, así como optimizar antibioterapia, disminuyendo el uso de antibióticos de amplio espectro y las resistencias.

Estudiamos la prevalencia de bacteriuria asintomática en nuestros pacientes, su manejo y evolución postoperatoria, así como las complicaciones que surgieron.

Metodología:

Se solicitaron urocultivos preoperatorios a todos los pacientes pendientes de intervención entre noviembre-2022 y abril-2023, con el objetivo de tratar al menos 72h previas a la cirugía. Se recogieron variables demográficas y clínicas, tipo de cirugía, estancia media y las complicaciones postoperatorias Definimos cuatro grupos de pacientes: Urocultivos tratados previamente (UP), urocultivos negativos (UN), flora mixta (FM) y resultados indeterminados (IN). Establecimos como margen de tiempo para presentar complicaciones 30 días tras intervención.

Se realizó un estudio descriptivo y regresiones logísticas para las comparaciones.

Resultados

Reclutamos 402 pacientes (UP:72, UN:207, FM:64 y IN:58). 64 pacientes (15%) eran portadores de catéteres (nefrostomía, SV o catéteres ureterales), y 23 estaban a tratamiento con fármacos inmunosupresores (5.7%). 93 pacientes eran diabéticos (23.1%).

Al analizar la frecuencia de complicaciones postoperatorias observamos que los pacientes del grupo con cultivos positivos tratados de forma dirigida (UP), presentaron un menor riesgo de complicación que aquellos con cultivo negativo (UN): OR de 0.41 (IC: 0.18-0.84). Aunque no encontramos diferencias estadísticamente significativas de presentar una complicación igual o mayor de Clavien-dindo IIIa (OR: 4.74,p=0.14).

Los pacientes con flora mixta (FM) presentaban mayor riesgo de complicaciones (OR: 2.38, p=0.005), aunque nuevamente no de complicaciones mayores (OR: 1.13, p=0.9).

Al comparar la infección de sitio quirúrgico se evidenció un aumento de eventos en pacientes en FM (OR:4.8,p=0.014) respecto a aquellos con cultivos negativos. Ningún grupo presentó mayor índice de fiebre durante el postoperatorio respecto a UN (UP OR: 1.15, p=0.8; FM OR: 1.89, p=0.2 y IN OR: 1.3,p=0.6).

Conclusiones:

  • Los pacientes con bacteriuria asintomática diagnosticada y tratada con antibioterapia dirigida al menos 72h antes de intervención presentan menor riesgo de complicaciones postoperatorias.
  • Lograr un resultado definitivo en el urocultivo previo a la intervención disminuye las complicaciones postquirúrgicas.