P-212 Presentación: Póster virtual

RESUMEN DE COMUNICACIÓN
¿Influye la coincidencia del patógeno de la autovacuna Uromune con los cultivados antes de su administración en la eficacia y duración subjetiva en pacientes con cistitis recurrente?
Alonso Bartolomé, M.B.; Gómez De Vicente, J.M.; Toribio Vázquez, C.; Martínez Pérez, S.; López Pérez, E.; García Matres, M.J.; Bravo Marín, S.; García Astillero, V.; Alonso Bartolomé, S.; Yebes Alonso, A.J.; Ayllón Blanco, H.; Solano Hernández, P.; Gómez Villanueva, A.; Casanova Martín, C.; Martínez Piñeiro, L.
Hospital Universitario la Paz.

INTRODUCCIÓN

Desde enero de 2018, la MV140 (Uromune) sólo está permitida en forma de autovacuna y no como vacuna polibacteriana, debido a un cambio en la normativa que sólo permite la fabricación de este tipo de vacunas sin proceso industrial. Nuestro objetivo es analizar el grado de similitud entre los patógenos de la autovacuna y los cultivados previamente en el laboratorio hospitalario y su influencia en la respuesta a la autovacuna en pacientes con cistitis recurrente.

MATERIAL Y MÉTODOS

Se realizó un análisis retrospectivo de una muestra de 49 pacientes consecutivos con cistitis recurrente, sometidos a tratamiento con autovacuna UROMUNE desde octubre 2018 hasta agosto 2022 y encuestados telefónicamente para valorar la respuesta subjetiva. Se revisaron todos los cultivos previos disponibles antes de la administración de la autovacuna. El peso relativo de cada uno se calculó mediante la siguiente fórmula (no de cultivos positivos del patógeno/no total de cultivos positivos). Se consideró patógeno principal a aquel con un peso relativo >0,5 y patógenos secundarios al resto. Se comparó la eficacia (1-no cistitis pre/no cistitis post*100) y duración subjetiva del efecto de la autovacuna entre pacientes con equivalencia del patógeno principal, del secundario o de ambos.

RESULTADOS

De los 49 pacientes analizados, 43 fueron entrevistados. En el 53,8% de los pacientes, la autovacuna iba dirigida a al patógeno principal, en el 45,8% a alguno de los secundarios y en el 7% a ambos. Paradójicamente, el grupo en el que no había coincidencia entre el patógeno de la autovacuna y los patógenos secundarios reportó mayor eficacia (0,75 vs 0,45, p<0,05). Aunque se apreció una tendencia, no se encontraron diferencias significativas en la duración media subjetiva cuando la autovacuna iba dirigida al patógeno principal (10,4 vs 6 meses, p=0,078), al secundario (5,5 vs 7,4 meses, ns) o a ambos (12 vs 8%, ns) 

CONCLUSIONES

La similitud entre el patógeno de la autovacuna y los cultivados antes de su administración no parece modificar la respuesta subjetiva en términos de eficacia y duración.