P-262 Presentación: Póster virtual

RESUMEN DE COMUNICACIÓN
Trasplante renal de donante vivo: ¿Menor tasa de complicaciones que el trasplante de donante estándar?
Botto Lugo, Sm; Beamud Cortés, M; Cuenca Ramírez, A; Utiel Atienzar, A; Palau Roig, M; González Díez, D; Vidal Moreno, Jf
Hospital Universitario Doctor Peset

Introducción: El trasplante renal es el mejor tratamiento de la insuficiencia renal crónica (IRC) en cuanto a supervivencia, calidad de vida, complicaciones y relación coste-efectividad. Nuestro objetivo es comparar la tasa de complicaciones del trasplante de donante vivo (DV) respecto al de donante estándar (DE), además de analizar las complicaciones en el donante.

Material y métodos: estudio retrospectivo comparativo de las complicaciones de los trasplantes renales de DV realizados en nuestro centro desde 2014 respecto a los trasplantes de donante en muerte encefálica (DME) en el mismo periodo. Se recogieron también datos de las complicaciones en los donantes. Utilizamos prueba de Chi cuadrado para la comparación de variables cualitativas y T de student para las cuantitativas.

Resultados: se recogieron datos de 173 pacientes, 47 en el grupo DV, 126 en el DME. Obtuvimos una diferencia estadísticamente significativa en el índice de Charlson (ICC) dado que el 89% del grupo DV tenía un ICC 2 o 3 frente a 53% en el grupo DME (p: 0,001), aunque no tuvimos diferencias en el ASA, siendo la mayoría de los pacientes ASA 2 o 3. Hubo diferencias estadísticamente significativas en las comorbilidades como hipertensión arterial, diabetes mellitus, dislipemia y antiagregación siendo mayores en el grupo DME. Hubo mayor tasa de complicaciones globales en el grupo DME a expensas de mayor tasa de transfusión sanguínea, peor funcionalidad del injerto, mayor estancia hospitalaria y mortalidad a largo plazo.

Finalmente, respecto a los donantes vivos, pasaron de un filtrado glomerular promedio de 92 a 61ml/min/m2, representando un descenso de 33%, siendo estadísticamente significativo (p: 0,000). Adicionalmente 13% presentaron alguna complicación como infección de herida quirúrgica, necesidad de transfusión sanguínea, íleo paralítico o eventración.

Conclusiones: el trasplante renal de DV presenta en nuestra serie menor tasa de complicaciones, menor mortalidad y mejor función del injerto en comparación al de DME, aunque esto podría estar relacionado con la mayor comorbilidad en el grupo de DE.

Dada la disminución en la función renal del donante y las complicaciones observadas, es imprescindible una cuidadosa selección e información del candidato a DV.

Palabras clave: trasplante renal, donante vivo, complicaciones.