V-91 Presentación: Vídeo

RESUMEN DE COMUNICACIÓN
Mini nefrolitotomía percutánea por litiasis infectiva en injerto renal
Carmen Martínez; Asier Mercadé; Alba Sierra; Héctor Alfambra; Joan Sureda; Roger Matheu; Maria Muni; Enric Carbonell; Eric Villalba; Rita Pagés; Lluís Peri; Pilar Luque; Mireia Musquera; Juan López; Antonio Alcaraz
Hospital Clinic de Barcelona

Se presenta mediante un vídeo, a un paciente de 74 años con antecedente de enfermedad renal crónica secundaria a diabetes mellitus tipo 2, en hemodiálisis desde 2020. 

Se realiza un primer trasplante renal en noviembre de 2022, en fosa ilíaca derecha. En diciembre del 2022 ingresa por sepsis de origen urinario, aislándose tanto en urinocultivo como en frotis de herida quirúrgica Proteus Mirabillis BLEA y siendo tratado con Ertapenem ev. Posteriormente, varios ingresos en la unidad de Trasplante Renal por infecciones urinarias de repetición por el mismo germen y además un diagnóstico de rechazo crónico mediante biopsia renal, con una Creatinina en torno a 3mg/dl. En mayo se realiza prueba de imagen que informa de uropatía obstructiva secundaria a conglomerado litiásico de 15mm en injerto renal, de predominio en pelvis renal y uréter proximal y empeoramiento de la función renal con creatinina de 7.8mg/dL. El día 25/05/23 se coloca NPC (nefrostomía percutánea) del injerto renal.. Se decide realización de nefrolitotomía percutánea en paciente con litiasis infectiva con múltiples ingresos por ITUs febriles y deterioro de la función renal. 

El 06/07 se realiza mini-nefrolitotomía percutánea del riñón trasplantado. Durante la intervención se objetiva matriz proteica que se extrae en su totalidad, retirando NPC y colocando un catéter ureteralde 7fr que se retira a las 24h.  El análisis del material extraído confirma estructura central blanquinosa y de aspecto granular, con el 80% de composición de estruvita, 10% fosfato cálcico (carbapatita) y 10% proteico 

Durante el seguimiento, mejoría de la función renal hasta Cr 2.7mg/dL tras dos meses de la intervención, con urinocultivos negativos. En biopsias posteriores se objetiva rechazo celular crónico, en tratamiento hasta el día de hoy. En pruebas de imagen posteriores, sin evidencia de recidiva litiásica.