V-10 Presentación: vídeo

RESUMEN DE COMUNICACIÓN
Síntomas del tracto urinario inferior de vaciado secundario a megauréter derecho de desembocadura ectópica
Gómez González, B; Sánchez Gallego, MD; Sánchez Molina, S; Hevia Feliu, A; Rubia Escribano, A; De la Morena Gallego, JM
Hospital Universitario Infanta Sofía

INTRODUCCIÓN

La ectopia ureteral y el megauréter con ausencia de orifico ureteral es una malformación del tracto urinario infrecuente que se suele diagnosticar en la infancia. Presentamos el caso de un varón adulto que presenta STUI de vaciado secundario a megauréter derecho de desembocadura ectópica.

MATERIAL Y MÉTODOS

Varón de 19 años con dificultad miccional de 1 mes de evolución. A la exploración impresiona de globo vesical. Se realiza flujometría: curva de morfología plana, flujo máximo de 3ml/s y residuo postmiccional (RPM) de 400ml. Tras descartar ITU e ITS se realiza uretrocistoscopia sin observar patología uretral. En vejiga se identifica estructura ocupante de espacio vesical de 5cm que protruye desde la CLD-cuello vesical, impresiona de compresión extrínseca y comportamiento obstructivo. No se consigue visualizar OUD. Dado el importante RPM se realiza sondaje vesical y adiestra para cateterismo limpio intermitente. En TAC y RMN se identifica hipoplasia renal derecha y megauréter derecho de desembocadura ectópica que impronta sobre la pared vesical posterior, sin comunicación con esta.

RESULTADOS

Se realiza nefroureterectomía derecha laparoscópica previa tutorización del uréter izquierdo. El paciente es colocado en decúbito lateral izquierdo. Decolación derecha y maniobra de Kocher. Se visualiza el megauréter que se diseca hasta identificar el pedículo renal que se clampa por separado. Se libera el megauréter hasta la cara posterior vesical, sin observar comunicación con esta (impresiona de fondo de saco ciego). Tras su liberación, se realiza cistorrafia por pequeña apertura dado el escaso plano de separación. Se extrae la pieza en bolsa laparoscópica sobre incisión pararrectal derecha. El postoperatorio transcurre sin complicaciones. El paciente es dado de alta al segundo día y se retira la sonda y el catéter a las dos semanas. Al cabo de un mes se encuentra asintomático, sin necesidad de CLI. La flujometría de control revela una curva normal con flujo máximo de 18ml/s y sin RPM significativo.

CONCLUSIONES

La RAO en hombres jóvenes debe de ser estudiada minuciosamente. Si bien el caso que se presenta es una malformación rara e infrecuente como causa de obstrucción miccional, hay que tenerla en cuenta como patología que puede provocar dificultad de vaciado.