V-7 Presentación: vídeo

RESUMEN DE COMUNICACIÓN
REPARACIÓN DE FISTULA VESICOVAGINAL RECIDIVADA POR VIA ROBÓTICA
Hernández Bermejo, I.;; Carracedo Calvo, D.;; Jerez Izquierdo, T.;; Pereira Rodríguez, N.;; Toledo Jiménez, T.;; Meilán Hernández, E.;; Santiago González, M .;; González Montes, L.;; Moscatiello, P.;; Sánchez Encinas, M.
Hospital Universitario Rey Juan Carlos

INTRODUCCIÓN

En nuestro medio, la causa más frecuente de fístula vesicovaginal es la iatrogénica. Constituye una patología con un alto impacto en la calidad de vida y un reto terapeútico.

El objetivo es mostrar paso a paso la técnica de corrección de fistula vesicovaginal tras fracaso de tratamiento quirúrgico previo, mediante abordaje abdominal robótico con interposición de epiplón.

MATERIAL Y MÉTODOS.

Presentamos el caso de una mujer de 57 años de edad con antecedentes de apendicectomia, anexectomia derecha y salpingectomia. Posteriormente, ooforectomia izquierda e histerectomía, complicada con fístula vesicovaginal. Tres meses después de tratamiento de la fístula por vía laparoscópica, la paciente acude a consulta de Urología por incontinencia continua e insensible.

En la exploración física presentó test de esfuerzo negativo con test de azul de metileno positivo para fístula vesicovaginal, localizada en fondo de saco vaginal anterior izquierdo.  El TC y la RMN confirman la presencia de fístula vesicovaginal sin otras complicaciones asociadas.

La cirugía comienza con la realización de una cistoscopia, colocación de doble J bilateral y cateterización de fístula mediante guía Sensor®. Posteriormente se procede al abordaje abdominal robótico mediante sistema Da Vinci Xi®. El procedimiento comienza con la liberación de adherencias de cirugías previas. Posteriormente se procede a la disección del espacio vesicovaginal hasta la localización de la fístula, gracias a la cateterización previa de la misma. Se procede a resección de tejido fibroso vesical y vaginal adyacente a la fístula y al cierre en dos planos separados mediante sutura continua. Finalmente se interpone epiplón entre la zona de sutura vaginal y vesical para reducir el riesgo de recidiva.

RESULTADOS

La cirugía se completó en 240 minutos. Se procedió al alta hospitalaria en 48 horas con retirada de sonda vesical y catéteres a los 30 días previa realización de prueba con azul de metileno comprobando correcta resolución de la fístula. Tras tres meses de la cirugía la paciente presenta resolución de la fístula, sin complicaciones.

CONCLUSIONES

El abordaje abdominal asistido por robot con interposición de epiplón constituye una alternativa eficaz y segura para la resolución de fístulas vesicovaginales complejas.