C-15 Presentación: comunicación oral

RESUMEN DE COMUNICACIÓN
Diferencia en la eficacia de la toxina botulínica en el tratamiento de la vejiga hiperactiva idiopática según la presencia o ausencia de detrusor hiperactivo
Cernuda Pereira, C.; Alonso Grandes, M.; Roldán Testillano, R.; Márquez Negro, A.M.; Martín Way, D.A.; Ripalda Ferretti, E.A.; Herranz Yagüe, J.A.; Páez Borda, A.
Hospital Universitario de Fuenlabrada

Introducción: Una de las opciones de tratamiento de la vejiga hiperactiva (VH) refractaria al tratamiento farmacológico es la inyección de toxina botulínica A (TB-A) intravesical. Un hallazgo habitual en el estudio urodinámico (EUD) previo es la hiperactividad del detrusor. El objetivo de este estudio fue valorar el efecto del tratamiento con TB-A en función de la presencia de detrusor hiperactivo (DH).

Material y métodos: Estudio retrospectivo de 82 mujeres con VH idiopática refractaria sometidas a EUD y tratadas con 100 UI de TB-A en régimen ambulatorio entre 2018 y 2023. 

Se recogieron las características basales de las pacientes (edad, IMC), y la presencia o ausencia de DH. Para valorar la eficacia del tratamiento, se compararon los resultados de la aplicación basal de los cuestionarios CIQSF y OABV8, y 3 meses después de finalizado el tratamiento. 

Resultados: La edad media fue de 61 años (DE 12,5). El IMC promedio alcanzó 28,9 (DE 4,59). El 69,5% de las pacientes (57/82) exhibió datos de DH. En ambos grupos de pacientes (con y sin DH) se produjeron descensos superiores al 40% en los registros de CIQSF (52,2% y 42,2% en las pacientes con y sin DH, respectivamente) y OABV8 (53,6% y 47,6% en las pacientes con y sin DH, respectivamente) tras el tratamiento. Sin embargo, las diferencias entre los registros basales y a los 3 meses en las pacientes con y sin DH no alcanzaron significación estadística (CIQSF p=0,872;  OABV8 p=0,562).

Conclusiones: El tratamiento de la VH idiopática con 100 UI de TB-A en régimen ambulatorio es muy efectivo, con independencia de que las pacientes sean diagnosticadas de DH. Las diferencias en términos de calidad de vida referida por las pacientes con y sin ese diagnóstico urodinámico son despreciables. La ausencia de datos de VH en el estudio urodinámico no debe considerarse criterio de exclusión para el tratamiento con TB-A.